Para una Iglesia Misionera

 

LA MISIÓN CONTINENTAL
para una
IGLESIA MISIONERA

 

PRESENTACIÓN

El fuego purificador y renovador del Espíritu Santo que nos conmovió en Aparecida como Iglesia de Latinoamérica y del Caribe quiere extenderse a nuestras Iglesias particulares en la forma de una Misión Continental.

El sujeto principal portador de la Misión es, por supuesto, cada diócesis donde las orientaciones de Aparecida quieren impregnar la Iglesia que en ella conformamos. La misión desea ser Continental en la medida en que algunos tiempos y signos compartidos, expresen y enriquezcan la comunión de todas las Iglesias que peregrinamos juntas en Latinoamérica y El Caribe y que mutuamente nos animamos en el esfuerzo renovador para una Iglesia misionera.

Presentamos ahora un documento que ha surgido de muchos aportes sucesivos y que finalmente aprobaron los Presidentes de las Conferencias Episcopales como orientación y sincronización mínima para este gran impulso misionero del Espíritu. El documento reúne el espíritu, los objetivos y un plan mínimo para el efecto visible de la comunión.

Orar es abrirse al Espíritu para que Él renueve en cada discípulo del Señor el ánimo permanente de misión. María, Madre y Modelo de todo discípulo de Jesús, nos implore esta conmoción en el Espíritu, un nuevo Pentecostés. Oremos con Ella.

 

Mons. Víctor Sánchez Espinosa
Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de México
Secretario General del CELAM

25 de marzo de 2008, La Anunciación del Señor

Descarga este documento en Archivo Adjunto, formato PDF 

Material que les facilitamos para DESCARGAR: