Historia

EN FRANCIA

En el año 1928, en Francia, tiene su origen LA UNIÓN DE ENFERMOS MISIONEROS ( U. E. M.) Por la fervorosa idea de una alma enamorada de Jesucristo: MARGARITA GODET, quien inmovilizada por la enfermedad recibió de Dios el don de valorar el sufrimiento humano, como medio efectivo para la salvación del Mundo.

Una amiga de MARGARITA GODET, la animó para que se ofreciera ella misma como enferma Misionera. Así de forma sencilla, callada, humilde y fecunda nació la Unión de Enfermos Misioneros en Francia, cuyo primer Director fue MONSEÑOR DE GUEBRIANT, quien en ese momento era superior del Seminario de Misiones Extranjeras de París y así nace para el Mundo entero los caudalosos ríos de oraciones y sacrificios a favor de las misiones que hoy todos los Países tienen una gran fuerza.

 

 LA UNIÓN DE ENFERMOS MISIONEROS EN EL SALVADOR

 

La primera Conferencia que trata sobre la UNIÓN DE ENFERMOS MISIONEROS en El Salvador, fue impartida en uno de los Salones del Seminario Mayor “San José de la Montaña”, en San Salvador, por el entonces Director Nacional de Obras Misionales Pontificias Padre Enrique Gloden, a los Sacerdotes Directores Diocesanos de OMP en aquel entonces.
 
A finales del año 1985, se realizó  en Guatemala un Congreso Nacional Misionero, preparatorio al Tercer Congreso Latinoamericano de Misiones, siendo Director Nacional de OMP, en ese País el Señor Obispo de Escuintla Monseñor Mario Ríos, quien convocó a las Direcciones Nacionales de OMP de los Países de Centro América para que con una Delegación participaran en dicho Congreso y fue ahí donde el Padre José Ángel Durán de Costa Rica, hizo la primera exposición Magistral sobre la UNIÓN DE ENFERMOS MISIONEROS, que ya funcionaba en ese País. En Diciembre de del mismo año 1985, se funda en la Parroquia San Simón Apóstol, Jucuapa de la Diócesis de Santiago de María.
 
El 25 de abril de 1987, Monseñor Arturo Rivera Damas, quiso que se organizara en la Arquidiócesis de San Salvador la Unión de Enfermos Misioneros, dando el encargo de este trabajo a la Religiosa Teresa Margarita Sánchez Arriola de la Congregación de Carmelitas de San José, siendo Director Nacional de Obras Misionales Pontificias Monseñor Modesto López Portillo. En cada Diócesis del País se comenzó a celebrar la Jornada de los Enfermos Misioneros en distintas fechas. 
 
El Santo Padre Juan Pablo II, estableció en el año 1992, el 11 de Febrero como el día propio para dicha Jornada y enviando el mismo un Mensaje Mundial a los visitadores y a los Enfermos de la U. E. M. De esta manera pasa a ser Mundial la Jornada de los Enfermos Misioneros, llegando a ser una Jornada de animación, de oración y de ofrecimiento, de sacrificio por los misioneros y misioneras del Mundo.
 
Actualmente la UEM  está trabajando en las 8 diócesis de nuestro país, siendo las que tienen mas años de funcionar:  la dioceis de Santiago de Maria  y la Arquidiocesis de San Salvador; ambas con mas de 25 años.  En 1995 las Obras Misionales Pontificias le dio un nuevo impulso a los secretariados nacionales, nombrando un responsable para cada uno de ellos; se nombró como Secretario Nacional de la UEM al Pbro. Gregorio Herrera Flores, quien le dio forma al secretariado nacional con el apoyo de algunos sacerdotes de otras diocesis; destacándose al Pbro. Gonzalo Miguel Barrera Salinas secretario diocesano de la UEM de la diócesis de San Vicente, fruto de ello se publicó un manual de la UEM en el año  2001.  
 
Durante el caminar de estos años se han tenido algunos altibajos en la coordinación a nivel nacional; sin embargo esto no ha impedido el funcionamiento de la obra en algunas diócesis. Estos últimos 3 años se ha venido haciendo nuevamente un esfuerzo de trabajo en conjunto a nivel nacional con la consolidación de un Secretariado que apoye y fortalezca dicho trabajo. 
 
Para hacer crecer aún más esta rama de las OMP, el Secretariado Nacional de la Unión de Enfermos Misioneros (UEM);  realizó el Primer Encuentro Nacional, en noviembre 2012 con el deseo de fortalecer el trabajo que se está haciendo a nivel nacional y unificar criterios.