Consagraciones

 

 

La consagración como miembro activo de la juventud misionera debe realizarse después de un tiempo de seguimiento de Jesús (por lo menos un año) cuando haya asimilado básicamente su estilo misionero. 

A través de su consagración, el joven renueva sus compromisos adquiridos en el Sacramento del Bautismo, cuando recibió el mandato misionero y en la confirmación cuando se hizo testigo de Jesús; el consagrado se convierte así en un verdadero apóstol y evangelizador de los otros jóvenes. (SD 115)

Esta consagración debe hacerse teniendo en cuenta que consagrarse es entregarse, decidirse libremente, decir sí: sí quiero ser misionero, sí estoy dispuesto a colaborar para que todos los jóvenes que hay en el mundo asuman el camino que propone Jesús.

Consagrarse es poner en juego la vida y una gran fuerza de voluntad, para el compromiso que se adquiere con Jesús de ser misionero en la familia, en la parroquia y en la Iglesia Universal.

Cada año, en alguna de las fiestas misioneras, especialmente octubre, se renueva la consagración en la juventud misionera con una ceremonia especial, con el fin de mantener vivo el celo misionero de los jóvenes y potenciar la vivencia de los compromisos misioneros.

Este acto de entrega y de amor a Cristo y a los demás, debe realizarse después de la homilía de la Eucaristía preparada para esta fiesta misionera.

 

ESQUEMA DE CONSAGRACION DE LA JUVENTUD MISIONERA 

Monitor:Los jóvenes aquí presentes, después de haber recorrido un camino de formación doctrinal y espiritual dentro de la Juventud Misionera, y de haber comprendido los compromisos que les impone su amor a Dios y a los hombres, han decidido aceptar el reto de comprometerse como misioneros.

Todos:Como la primera comunidad reunidos, en solo corazón y una sola alma, participemos del gozo del compromiso de estos misioneros de Cristo para el mundo

Asesor:

Hoy nuestra comunidad cristiana vive un momento especial al contar con ustedes, queridos jóvenes, que después de una seria y entusiasta preparación para la consagración como misioneros de Jesús en la Juventud Misionera, llegan a este momento de su compromiso misionero

Cada uno de ustedes, en la plenitud de la juventud, ha sido iluminado y orientado  por el mismo Señor para comprender las inagotables riquezas del corazón de Dios y transmitirlas a los jóvenes, especialmente a los más alejados e indiferentes.

Asesor:

Padre, la comunidad cristiana de…presenta a la Iglesia este grupo de jóvenes que quieren comprometerse misioneramente en la Juventud Misionera para evangelizar en su ambiente y más allá de las fronteras.

Sacerdote

Amigos jóvenes: Con el compromiso que hoy hacen público ante la comunidad demuestran la madurez de su fe, la fortaleza de su voluntad, los valores de  su  juventud y la autenticidad de su amor a los hermanos.

Así pues, si están dispuestos a ser fieles siempre y en todas partes, den un paso adelante aceptando como verdaderos misioneros de Jesús los desafíos de la Evangelización.

(El sacerdote llama a cada uno y responde)

Joven: “Cristo amigo, cuenta conmigo”

Sacerdote: Queridos jóvenes, ¿se comprometen a llevar una vida al estilo de Jesús, cumpliendo con los deberes cristianos, por amor a El y a los hermanos?

Jóvenes: Sí, me comprometo

Sacerdote: Se comprometen a anunciar a Cristo Salvador a otros jóvenes, a sus familiares y vecinos?

Jóvenes: Sí, me comprometo

Sacerdote: ¿Quieren pertenecer a la Juventud Misionera y desde ella servir generosamente a Cristo y a la Iglesia?

Jóvenes: Sí, quiero

Sacerdote: Conforme a su ideal misionero expresen su  consagración delante del Señor y de la comunidad aquí presente

Jóvenes: 

Jesús amigo de los jóvenes,

confiado en tu ayuda, me consagro a ti,

para ser tu amigo y para servirte con todas mis fuerzas

anunciando tu Evangelio en mi propia comunidad y más allá de las fronteras,

especialmente a los jóvenes más necesitados.

Desde la juventud misionera quiero ser siempre misionero para el mundo entero.

“Jesús amigo, cuenta conmigo”

 

Sacerdote: Que el Señor bendiga sus propósitos y en premio a su servicio misionero, les conceda vivir siempre felices y participar en la Vida Eterna

 

Entrega de insignias

Monitor

Ahora los jóvenes reciben las insignias que los identificarán como miembros de la Juventud Misionera. (Se bendicen las insignias y luego el celebrante las entrega.

 

Entrega del escudo de la JUMI

Sacerdote:Toma el escudo que te identifica como miembro de la Juventud Misionera. No  olvides que debes ser fermento misionero en medio de los jóvenes para que en todos ellos se encienda la llama del amor de Dios.

Joven: Así sea

 

Entrega de la Cruz

Sacerdote:Recibe la cruz que te recordará tu compromiso misionero, para lo cual haz de dar la vida con Jesús y por El. “Id y Evangelizad a todas las gentes”

Joven: Así sea

Todos: entonan el Himno de la Juventud Misionera