Insignias y celebraciones

 

INSIGNIAS DE LA JUVENTUD MISIONERA 

El Himno

            Es parte de la identidad del joven misionero. Expresa el compromiso misionero juvenil a través del canto, la alegría que caracteriza a la juventud.

El Escudo

Está constituido por un mapa de El Salvador sobre el cual se distribuyen los cinco colores misioneros con los que se simbolizan los cinco continentes: Verde para África, Rojo a América, Blanco para Europa, Azul simboliza a Oceanía y Amarillo simboliza Asia. La cruz de la Nueva Evangelización, con una franja de color rojo a semejanza del color de nuestro continente, que recuerda a los jóvenes su mandato misionero de anunciar a Cristo. El círculo que rodea los elementos ya señalados simboliza al mundo entero al que deben ir los jóvenes misioneros en cumplimiento de la misión encomendad de “Id por todo el mundo y anunciad el Evangelio.

La frase que rodea el círculo “Juventud Misionera El Salvador” es de color azul con fondo blanco, al igual que los colores de la bandera de nuestro país.

La Cruz Misionera

            Ha sido acogida por los jóvenes de la Juventud Misionera como símbolo de su compromiso misionero en la Iglesia. Elaborada en madera, presenta en sus esquinas y al centro los colores misioneros de los continentes. El hilo del que cuelga es de color rojo que simboliza el sacrificio y martirio por el que muchas veces debe pasar el misionero para seguir los  pasos de Jesús.

El Misionero

Es una silueta, en color negro, que simboliza a un joven que camina hacia lugares de misión llevando al hombro una guitarra o un morral o cebadera en representación de todos aquellos jóvenes que ya asumieron un compromiso misionero Ad Gentes, es decir en otros países.  

 

Algunos lemas de la Juventud Misionera:

“Jóvenes para Cristo…Hoy,  mañana y siempre”

“De corazón…Jóvenes para la misión”

 

CELEBRACIONES  DE LA JUVENTUD MISIONERA 

 

Pascua y Pentecostés

            Son acontecimientos que vincula, renuevan y comprometen al joven en su opción por Jesucristo, pues El es el  centro de la vida de la Iglesia. La fuerza del Espíritu Santo recibido en Pentecostés, protagonista de la misión, es la que hace al joven un verdadero apóstol en la Juventud Misionera.

 

Jornada Nacional de la JUMI

 

            Se celebra el cuarto sábado de septiembre. En dicha jornada se reflexiona un tema relacionado con el quehacer misionero de los jóvenes. Los miembros de los grupos fermento de las ocho diócesis del país desde tempranas horas salen de sus parroquias para unirse en esta fiesta misionera en la que se comparten experiencias y se vivifica la vocación misionera juvenil.

 

Octubre Misionero

            Durante este mes en el que se celebra el Domingo Mundial de las Misiones (DOMUND), los fermentos de Juventud Misionera conjuntamente con los demás grupos misioneros de la parroquia organizan actividades para animar misioneramente a través de la oración, sacrificio y ofrenda económica al resto de feligreses.

 

Celebrar el Adviento y Navidad

            Las fiestas de Navidad son el espacio propicio para avivar la vocación misionera entre los jóvenes ya que celebramos el nacimiento de Jesús, nuestro Salvador y Redentor quien es el que nos envía a anunciar la Buena Nueva de su venida. Y a ejemplo de María decir con firmeza sí al llamado de Dios Padre.

 

Fiesta de los Patronos

            La incansable y admirable labor misionera de los patronos de la misión, modelos a seguir por la Juventud Misionera, son motivo para que cada año reflexionemos sobre su importante aporte a la tarea misionera encomendad por Cristo.

A San Francisco Javier, quien murió en las costas de China, se dedica el 3 de diciembre; y a Santa Teresita del Niño Jesús, modelo de oración, se celebra el 1 de octubre.