Organización parroquial

 

PASOS A SEGUIR:
 
1.Que el Párroco tenga claro conocimiento de lo que es la Unión de Enfermos Misioneros, como una rama de la OBRA DE LA PROPAGACIÓN DE LA FE, que estará en dependencia de la Dirección Diocesana, y en consecuencia de la Dirección Nacional.
 
2.Que el Párroco desee y se comprometa a iniciar, promover y desarrollar la U. E. M. Dentro de su Pastoral Parroquial en comunión con todas las fuerzas vivas de la Parroquia.
 
3.Planificar y organizar los trabajos necesarios para iniciar las labores teniendo en cuenta la experiencia de un Equipo Asesor de alguna Diócesis. Contar con un pequeño grupo de dirigentes comprometidos que puedan asumir la responsabilidad desde el inicio.
 
4.Organizar en la Parroquia Jornadas de oración durante este trabajo para que Dios bendiga su crecimiento.
 
5.Elaborar un censo Parroquial para conocer:  a) Cantidad y calidad de enfermos existentes, b) Centros Hospitalarios y de asistencia con su capacidad y servicios que prestan, c) Sectorizar del territorio Parroquial, d) Atención Pastoral que reciben en los diferentes sectores Parroquiales, e) Cantidad y Calidad de dirigentes conocidos por la ubicación en su labor Eclesial (movimientos, asociaciones, comunidades, etc.)
 
6.Inscribir un grupo de personas, hombres y mujeres de diferentes edades y condición social; Con los que, en nombre de Dios, nos proponemos iniciar la U. E. M. En la Parroquia encomendándonos a María Santísima. El número los determinarán las necesidades y la urgencia reveladas por el censo realizado.
 
7.Convocar a este grupo a una Jornada de motivación y conocimiento de esta pastoral que se desea iniciar o promover dentro de la Parroquia, concientizandolos del compromiso que conlleva, para solicitar de ellos una incorporación al Equipo Parroquial que asumirá a partir de la fecha la responsabilidad de este apostolado en comunión con su Pastor y la Iglesia Universal.
 
8.Formación permanente para los miembros de este equipo como visitadores de enfermos
 
9.Con este equipo bien formados se puede elaborar con el Párroco el PLAN de acción con metas inmediatas, mediatas y a futuro; Calendarizar actividades y evaluaciones periódicas.
 
10.Anunciar a la Comunidad Parroquial el inicio de esta Pastoral en las misas, a los movimientos y asociaciones, etc. Para que todos se abran a la acción del Espíritu Santo.
 
OBSERVACIONES:
1.El Equipo Asesor tendrá elaborado un esquema de formación para el equipo Parroquial que será adaptado a la realidad, según sugerencias del Párroco y los resultados del censo que se lleve a cabo en cada Parroquia.
 
2.Es de suma importancia que se haga conciencia en los miembros activos de las diferentes Pastorales que la U. E. M. No es un movimiento laical que les arrebatará a sus miembros o estará en “competencia” con las agrupaciones Eclesiales de la Parroquia.
 
3.Contar con el Equipo Asesor el tiempo necesario hasta tener asegurada una labor fructífera y estable, no caer en autosuficiencias.
 
4.Compartir el caminar de la U. E. M. En otras Parroquias y Diócesis para tener evaluaciones más ricas y fructíferas.