Testimonios Misioneros

OBRA MISIONERA DE LA CONGREGACIÓN 
“HIJAS DEL DIVINO SALVADOR” 
EN LA REGION PATAGONICA NORTE DE ARGENTINA

 

El Instituto” Hijas del Divino Salvador” inicia una página gloriosa de historia misionera, en la Republica de Argentina el 24 de marzo de 2007, con la valentía, la fe y la alegría de tres hermanas Dora, Irma y Gloria, que con entusiasmo aceptan el reto de la Fundación en Zapala, en la Patagonia, Provincia y Diócesis de Neuquén al sur de Argentina para trabajar con familias Guincas y familias mapuches mezcladas con familias Guincas de esta zona.

El ir a la patagonia fue un sueño que tuvo siempre nuestro Padre Fundador Mons. Pedro Arnoldo Aparicio y como un regalo de los 50 años de fundación de nuestro Instituto, Dios nos llama a ir a trabajar como misioneras a la tierra del sueño de Don Bosco, gracias a la invitación del Rvdo. Padre Vicente Tirabasso, Inspector Salesiano de dicho lugar y a la fe de Hna. Superiora Jesús Amelia Alvarado y su consejo que han creído en este llamado de Dios para ir a extender el Reino de Dios en estas tierras desérticas de la Patagonia.

Las Hijas del Divino Salvador por vocación somos llamadas a ser misioneras y estamos dispuestas a ir donde el Señor nos envía. Nuestro lema: “Es necesario que Cristo Reine”, nos impulsa a trabajar con espíritu alegre, optimista, para lograr este ideal, el 8 de agosto de 2010, se suman a la misión 4 hermanas: Hna. Consuelo Elizabeth, Hna. Claudia Lizeth, se quedan en la misión de Zapala y Hna. Vitalina, Hna. María Magdalena y Hna. Irma, inician una nueva fundación en Andacollo.

Con esta nueva fundación en las tierras patagónicas de la Argentina la Congregación escribe otra página en la historia misionera de la congregación y de la Iglesia, nuestra aventura misionera inicia a las 3:00 p.m. cundo entramos en el avión y este se despega del suelo salvadoreño, con destino a Panamá, donde tuvimos 5 horas de retraso, por motivo de que en Buenos Aires estaba nevando, así que salimos a las 0 horas con destino a Buenos Aires, llegando a las 8:30 a.m., Nos estaban esperando el actual Inspector de los salesianos el Padre Ángel Fernández, Padre Daniel Smith y Hna Dora Escobar, HDS. Nos hospedamos en el Colegio Don Bosco, actualmente es la Casa Inspectorial de los salesianos en Buenos Aires, donde compartimos con los miembros del consejo y otros Hnos., de diferentes lugares de misiones de Argentina.

El martes 10 de agosto, a las 4: 00 p.m., partimos en un colectivo, haciendo 18 horas de viaje, llegando a las 9.00 a.m. a Zapala, nos esperaban: el Párroco de la Parroquia Don Bosco el Padre Fernando Arce, el Hno. José María Lafuente y el sacristán Jorge González,

Hna. Irma y Hna Gloria nos estaban esperando en la comunidad.

En Zapala nuestra misión la realizamos mediante la Pastoral carcelaria, pastoral catequética, pastoral de la salud, pastoral familiar, misión rural en tres parajes (cantones) Santo Domingo 20 km, Los Alazanes 20 km y Puentepicun 40km.. La coordinación de la pastoral de las capillas, Espíritu Santo, Virgen de San Nicolás y Santa Bárbara, la Coordinación de la pastoral y clases de moral cristiana en los talleres Don Bosco.

 

PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO DE ANDACOLLO

Abarca el Departamento de Minas, al norte de la Provincia del Neuquén.

La geografía es montañosa y está comprendida entre la Cordillera del Viento (Argentina) y la Cordillera de los Andes, (Chile). Las temperaturas son frías y con regulares nevadas durante el invierno.

Tiene 6,000 Km. cuadrados y aproximadamente 6,500 habitantes. La Parroquia fue creada en 1973, (antes era zona misionera de los salesianos de Chos Malal). Hasta el año 1993 estuvo en manos del clero diocesano, luego volvió a los salesianos y hasta el 2000 vivía aquí un hermano salesiano y los sacerdotes venían muy escasamente desde Chos Malal. Desde el año 2000-2010 han estado los y las redentoristas. A partir de febrero de 2011 la animación pastoral la toman las Hijas del Divino Salvador.

Pero este 7 de octubre de 2010 partimos de Zapala hacia la nueva obra, justamente el día de nuestra Señora del Rosario, Patrona de la Parroquia de Andacollo. Por lo que les pedimos nos acompañen con su oración y su cariño de Hermanas, para que nuestra fe no desfallezca en los momentos de dificultad.

Desde Andacollo tenemos las siguientes distancias a los principales pueblos y parajes parroquiales, que se acompañan pastoralmente:

A Huinganco 8 Km, Las Ovejas 35 Km, Bella Vista 30 Km, Los Carrizos 20 Km, Los Miches 20 Km, Los Guañacos 29 Km, Tierras Blancas 20 Km, Pichi Neuquén 80 Km, Varvarco 55 Km, Colomichicó 65 Km, Manzano Amargo 65 Km, Curamallín 40 Km.

A las veranadas (son tres y se va una o dos veces al año) 120 Km (con vados profundos y mucha piedra); “Veranadas”, tierras fértiles en medio de la cordillera donde los campesinos llevan su ganado a pastar durante el verano, teniendo que alejarse hasta 100 Km. de lugares poblados (sistema de transhumancia).

Para las personas que habitan en las tierras patagónicas, la religiosidad impregna la vida. Dios está muy cerca, sin El nada se puede: El da la lluvia, el sol, la nieve, la salud, El permite que haya buena crianza. Hay un sentido fuerte de que Dios pide algo al hombre y que el sacrificio demuestra amor y pertenencia.

El sentido del camino, de su precariedad y desinstalación es fuerte aquí.

Los habitantes de estas tierras, tienen una concepción introyectada de la distancia donde confluyen espacio y tiempo. Hay que recorrer espacio para llegar adonde se quiere ir y eso implica tiempo...

El camino es lugar de promesa, de sacrificio voluntario para pagar un favor recibido de un santo o de la Virgen; los santos son así, testigos y protectores en el camino; por lo tanto, caminar es orar, ofrecer y agradecer, en conclusión el camino es santuario: es lugar de encuentro con el Dios que provee.

Para un argentino, no tomar mate no es argentino, es tan fuerte esta cultura y tan típico el mate tanto en casa, en las reuniones, en los viajes, se debe tomar mate el cual se comparte, tomando de la misma bombilla, esto da sentido de amistad, confianza y familiaridad, por tanto las personas son tan acogedores, cariñosas, aprecian mucho la vida religiosa, para ellos los misioneros son gracia y bendición para su pueblo y valoran la entrega, el sacrificio del misionero o misionera.

Como todo país, donde la gente lucha por la subsistencia, de igual forma es en Zapala y Andacollo, la mayor parte de personas ya están jubiladas, el trabajo es escaso y el costo de la vida muy elevado. Por eso la mayoría de familias solo tiene dos a tres hijos.

Otro elemento importante de estos lugares es que se dan las cuatro estaciones: verano, invierno, primavera y otoño, solo con la diferencia de que en el verano es caliente, el invierno es seco, no hay lluvias solamente frío y nieve.

Para nosotras Hijas del Divino Salvador, es una gracia y bendición el estar en estas tierras ayudando a tantos hermanos nuestros, sedientos de la Palabra de Dios y del acompañamiento humano y espiritual.

Pedimos a Nuestro Salvador que siga suscitando hombres y mujeres deseosos de consagrase a Dios para servir a los demás y así juntos hacer crecer el Reino de Dios y que sean muchos los que se salven y sean santos.

  

 

HNAS. DORA, IRMA Y GLORIA EN LA CAPILLA ESPIRITU SANTO EN LA BIENVENIDA 2007