Vive la Semana Santa cristianamente

Liturgia para la Celebración del Domingo de Ramos

MISA

La misa de este domingo tiene tres lecturas, y es muy recomendable que se lean las tres, a no ser que algún motivo pastoral aconseje lo contrario. Dada la importancia de la lectura de la historia de la pasión del Señor, el sacerdote, teniendo en cuenta la índole peculiar de cada asamblea en concreto, podrá leer, si es necesario, una sola de las dos lecturas que preceden al evangelio, o bien leer únicamente la historia de la pasión, incluso en su forma más breve. Estas normas sólo tienen aplicación en las misas celebradas con la participación del pueblo.

Domingo de Ramos

Comentario del Padre Antonio Diufaín Mora

Hemos de evitar el peligro de asistir a ella como “espectadores” que contemplan unos hechos desde fuera. El Espíritu Santo desea que conozcamos lo que Jesús vivió desde su corazón para que también nosotros abramos nuestro corazón y nos unamos a El. Que nos dejemos iluminar por la interioridad de Cristo. Los sufrimientos de Cristo nos salvan por el amor con que los ha vivido, un amor que le ha llevado a dar la vida libremente por nosotros.

La liturgia no es una representación teatral. Nos introduce en el misterio de Cristo para transformarnos. Cristo mismo nos comunica su vida, sus actitudes y sentimientos. No podemos entrar en la Semana Santa ni vivirla con provecho si no estamos dispuestos a subir con Cristo a la cruz.

Sentido del triduo pascual

La segunda parte de la Semana Santa está constituida por el Triduo Pascual, que conmemora, paso a paso, los últimos acontecimientos de la vida de Jesús, desarrollados en tres días. El triduo surge como celebración de la fiesta grande de la Pascua, a partir de su vigilia, e incluye la totalidad del misterio pascual. Recordemos que la celebración anual de la Pascua es del siglo II.

Explicación de la Pasión

El martes, después de Jesús abandonar el Templo, subió ya al  atar- decer por la colina del Olivar. "Dentro de dos día", dijo, "vendrá la Pascua; y el Hijo del Hombre será entregado para ser crucificado".

La fiesta Pascual coincidía con la luna llena del equinoccio primaveral, porque entonces también fue cuando los hebreos habían salido de Egipto, y como su marcha fue tan precipitada, de ahí que no pudieron proveerse de pan, y por eso, los judíos no comían en esta fiesta pan fermentado. Era "la fiesta de los Ázimos".

Cuando los Evangelistas hablan del "1er día de los Ázimos", hablan del jueves, o sea, del principio del viernes, según el cómputo judío. Así que fue el jueves cuando San Juan y San Pedro por el Maestro a aderezar la sala del Cenáculo, en le piso superior de una casa.

¿Qué es el Domingo de Ramos?

 

Conmemoración de la Entrada 
del Señor en Jerusalén

En este día la Iglesia recuerda la entrada de Cristo, el Señor, en Jerusalén para consumar su misterio pascual. Por esa razón, en todas las misas se hace memoria de esta entrada del Señor: por la procesión o entrada solemne antes de la misa principal, o por la entrada simple antes de las restantes misas.

Oraciones para Lunes, Martes y Miercoles Santo

LUNES SANTO

« Pelea, Señor, contra los que me atacan, guerrea 
contra los que me hacen guerra; empuña el escudo 
y la adarga, levántate y ven en mi auxilio, Señor 
Dios, mi fuerte salvador. » 
(Antifona de Entrada, Sal 34, 1-2, Sal 139, 8)

Jueves Santo

La liturgia del Jueves Santo está toda embebida en el recuerdo de la Redención. La función antiguamente de tres misas: La primera, en que se reconciliaban a los públicos penitentes, la segunda, en la cual se consagraban los Santos Óleos, y la tercera, para conmemorar muy especialmente la institución de la Sagrada Eucaristía en la Última Cena.

Las Siete Palabras de Jesus en la Cruz

 

PRIMERA PALABRA:  

"Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen..." 
(Lc 23,34)

Sabado santo

Durante el día del sábado, como una viuda, la Iglesia llora la muerte de su Esposo.