Jornada Mundial del Enfermo 2013

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Un saludo en el Señor a todas las personas que leen este mensaje.

Como ya es sabido por todos ustedes el 11 de febrero se celebra la Jornada Mundial del Enfermo, para la cual el Santo Padre el Papa Benedicto XVI, ha tomado a bien que el tema de para dicha Jornada en este año 2013, lleve como base la frase de la parábola del buen samaritano: “ Ve y haz tú lo mismo” (Lc 10, 29-37); bajo el tema: – El buen samaritano: “Hacer el bien al que sufre y hacer el bien con el propio sufrimiento”. La Unión de Enfermos Misioneros (UEM) como Obra de la Propagación de la Fe; celebramos dicha fiesta como la Jornada Mundial del Enfermo Misionero.

Es por esta razón que me dirijo a ustedes queridos hermanos en el sacerdocio y apreciados feligreses, para agradecer todo el trabajo que realizan por nuestros hermanos necesitados, de una manera especial por los enfermos y ancianos.

En este año de la fe, el Santo Padre invita a todos los ministros de la Iglesia a tener los sentimientos del buen pastor, a facilitar los sacramentos de la reconciliación y de la unción a los enfermos. Este año que estamos celebrando tiene que motivarnos a cada uno de nosotros a seguir trabajando con esmero y de una manera especial dedicarnos a nuestros hermanos enfermos, para que cada encuentro con ellos sea una oportunidad para fortalecer su fe y llevarles el amor de Dios. Que cada uno aprenda y viva lo que significa “Ve y haz tú lo mismo “.

No quiero dejar pasar la oportunidad para agradecer a todas las personas que de una u otra forma colaboran con este trabajo pastoral y dedican su tiempo y dedicación a Jesús sufriente en los enfermos y ancianos; de manera especial a todo el Secretariado Nacional de la Unión de Enfermos Misioneros, por todo el trabajo que realiza en cada una de sus diócesis.

Que Dios y María Santísima consuelo de los afligidos, les acompañe siempre.

Pbro. Emilio Alfonso Rivas Ayala
Secretario Nacional de la Unión de Enfermos Misioneros

Deja un comentario