Biblia y la Enfermedad

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
«Levántate y vete; tu fe te ha salvado»
El tema de la Jornada Mundial del Enfermo de 2012 «La gracia especial de los sacramentos de sanación», con el lema que acompaña «Levántate y vete; tu fe te ha salvado» (Lc 17, 19), es el referente para estas Jornadas de delegados y para la Campaña del Enfermo 2012. En campañas anteriores hemos profundizado en los sacramentos, descubriendo que la fe nos lleva a la celebración que fortalece la vida y la transforma.
El anhelo de obtener la curación de las enfermedades es tan antiguo como la aspiración a la existencia y a la salud. En los grandes acontecimientos de la existencia la fe aparece con todo su realismo: «Dios no me ha dado la gracia de creer», decía un ateo ante la proximidad de la muerte. En el don de la fe se abre el ser humano a la fuerza curativa y salvadora que proviene de Dios y actúa en el interior de la persona.
Parece evidente que el hombre de hoy busca apasionadamente la salud, pero quizás de lo que está necesitado es de salvación. Con el enunciado «el poder curativo de la fe» emprendemos un nuevo curso, un camino vivido con el coraje y con la pasión de quien tiene la certeza de preguntar ya desde ahora aquello que constituirá la felicidad para siempre: el amor del Dios Trino.
En esta ocasion ofrecemos algunas Figuras biblicas, momentos o pasajes que nos ayudan en el trabajo pastoral con los enfermos.

Dejar un comentario