Tema 2: «ALABEMOS AL SEÑOR PORQUE ES ETERNA SU MISERICORDIA» (Espiritualidad Misionera)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

"ALABEMOS AL SEÑOR PORQUE ES ETERNA SU MISERICORDIA"

OBJETIVO: Reconocer con los niños y adolescentes a Jesús como el Sol que ilumina los corazones y como la fuente de la misericordia.

CONTENIDO CENTRAL:

  • El Sol es uno de los astros mayores del universo que mueve todo el sistema planetario. Por medio de él se conserva la vida natural sobre la faz de la tierra y todo el ecosistema del planeta Tierra vive de su calor.
  • Ciertamente el Sol es criatura de Dios, pero al mismo tiempo es imagen de Él en la Tierra. En efecto, la misma vida natural, la cual recibimos del Sol, es por la misericordia de Dios, pues “es Dios el que hace salir su Sol sobre buenos y malos” Mt 5, 45 y “Por su entrañable misericordia nos visita el Sol que nace de lo alto”, Lc 1, 78.

SUGERENCIAS METODOLÓGICAS:

  • Ambientar el lugar con cartelitos con las frases siguientes:
    • Hizo Dios dos luceros mayores; el lucero grande para dominio del día. Dios lo puso –el Sol– en el firmamento para alumbrar sobre la tierra (Cf. Gn 1, 16, 17).
    • Que el reino del Mesías dure tanto como el Sol (Salmo 71, 5)
    • Por la entrañable misericordia de nuestro Dios nos visitara el Sol que nace de lo alto (Lc. 1, 78).
    • Amen a sus enemigos y rueguen por los que los persiguen, para que sean hijos de su Padre celestial, que hace salir su Sol sobre malos y buenos. (Mt 5, 44-45)
  • Preparar un sol en cartulina u otro material y poner a Jesús de la Misericordia en el Centro.
  • Puede realizar el rezo de la Coronilla de la Divina Misericordia en vez de la Reflexión e interiorización si se desea, sin olvidar propiciar la acogida de oración y meditación. Organizarse para su rezo.

GUIÓN DEL ENCUENTRO

  1. Motivación:

Hola amigos y amigas misioneros! Que alegría volvernos a encontrar para irnos preparando en la Celebración de nuestra Jornada Nacional.

¿Qué es lo que más brilla en todo lo creado por Dios?… Sí, el Sol! y hoy reconoceremos su significado en la creación.

  1. Ambientación:

Canto: La luna y el Sol.

  1. Semilla Misionera, Escuchando a Jesús: Lucas 1,78-79.

“Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, nos visitará el sol que nace de lo alto, para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz.”.

  1. Reflexión:

Sabemos que el sol es muy importante para nosotros, gracias a él el día es iluminado, las plantas crecen, recibimos calor para nuestra vida y la de los animales, y nos ayuda a que seamos personas sanas y que disfrutemos de toda la creación.

Tenemos acá un sol muy hermoso que hemos hecho y ¿quién es el que está en el centro? Jesús, muy bien. Es Él, el sol que ilumina a los que viven en pecado y el que guía por caminos de paz. Con razón San Francisco de Asís con amor tierno a la creación alababa al omnipotente Altísimo por el hermano Sol: “Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas, especialmente en el Señor hermano Sol, por quien nos das el día y nos iluminas. Y es bello y radiante con gran esplendor, de ti, Altísimo, lleva significación”.

La vida que por la energía solar, brota de la Tierra, es un don de Dios para el hombre “y vio Dios que era bueno” (Gen 1, 12) y hoy en día es una muestra que Dios ama incondicionalmente a sus hijos e hijas, a los más pequeños, por tanto, hoy que estamos en el año Santo de la Misericordia ya conocemos que la naturaleza es una muestra de su amor para los pobres porque de ella se alimentan.

Sin embargo, el Papa Francisco dice que los seres humanos estamos tratamos mal a la tierra y que “clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella… por eso entre los pobres más abandonados y maltratados, está nuestra oprimida y devastada tierra” (Enc. Laudato si' 2). Por tanto, en el año de la Misericordia hemos de contemplar a la luz de la Palabra de Dios y la enseñanza social de la Iglesia que cuidar nuestra casa común es una obra de misericordia porque estamos respetando la fuente de alimentos para los pobres y miserables y limpiando el agua que ellos beberán.

  • Interioricemos:

Hacemos juntos el salmo 135 (Himno Pascual), donde organizados a dos coros lo rezamos en letanía de manera pausada.

  1. Seremos misioneros:
  • Recordaré junto a mis padres las obras de misericordia y les invitaré a que me ayuden y que juntos las pongamos en práctica.
  • Cada día al despertar le daré gracias a Dios por el Sol y buscaré toda ocasión para decirle a Jesús, yo confío en ti.
  1. Despedida:

Canto: Himno de la IAM.

Archivo(s) adjunto(s):

Puedes descargar los siguientes archivos:
Alabemos al Señor – ESPIRITUALIDAD.pdf

Dejar un comentario