TEMA 3: “LA MISIÓN NOS INVITA A SER SOLIDARIOS” (Proyección Misionera)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

( PROYECCIÓN MISIONERA)

TEMA: “LA MISIÓN NOS INVITA A SER SOLIDARIOS”

Objetivo: Concientizar al niño y adolescente de la necesidad de ayudar con nuestros bienes materiales a quienes nos rodean.

Sugerencias Metodológicas:
-Procurar como asesores/catequistas llevar algunos vivieres para complementar el aporte de los niños. (Sopas, consomés, leche, aceite, etc.)
-Tener previsto un huacal para depositar los víveres.
-Con anticipación tener un hogar para visitar. (un enfermo, ancianos, o niños donde se pueda compartir el detalle de los víveres.)
-Dependiendo del lugar a visitar y la distancia, auxiliarse del acompañamiento de algunos padres de familia.
-Tener una agendita previa para que los niños la desarrollen.
-Asignar responsabilidades a los niños a la hora de desarrollar la agendita en el lugar de visiteo.
-Al finalizar la visita, pueden regresar al lugar acostumbrado de los encuentros para compartir la experiencia de la visita y asignar la tarea y hacer juntos la oración.

PROPUESTA PARA EL ENCUENTRO

Ambientación: Dinámica: “a los misioneros, muchos dones les da el Señor…”

Saludo: ¡Para un niño y adolescente misionero, cooperar es lo primero! Que alegría encontrarnos y continuar en nuestra formación para celebrar la Jornada Nacional de una manera muy especial.

Testimonio Misionero: ¿Que compartieron con sus papas acerca del encuentro anterior? ¿Rezaron junto a ustedes? ¿Y con nuestras consignas, cómo está la vivencia? … Abrir un pequeño diálogo. Hoy iremos a comunicar las maravillas de Jesús y sobre todo lo compartiremos con otros por eso primero vamos a poner nuestros víveres en este huacal para arreglarlo y se lo daremos a la familia que visitaremos. Luego nos asignaremos responsabilidades en la visita.

Agenda sugerida para la visita
a)Saludo.
b)Oración
c)Canto: “Misionero, misionero”
d)semilla misionera: 2Cor 9, 5-7
e)Reflexión
f)Dinámica: “El Misionero que alaba al Señor”
g)Entregar los víveres.
h)Despedirse rezando un Ave María por los que habitan el hogar.

APOYO PARA LA VISITA

Oración: “Damos gracias a Dios por todos los misioneros y misioneras en el mundo, de manera especial por los misioneros salvadoreños que están fuera de nuestro país ayudando a nuestros hermanos. Acuérdate amigo Jesús, sobre todo, de nuestros hermanos menos afortunados, de aquellos que viven en los países en guerra, de aquellos que no tienen papá o mamá, o casa; de aquellos que no pueden ir a la escuela. Bendícelos y con la ayuda de nuestra Madre la virgen María caminen en la Fe, amén.”

Semilla Misionera: 2Cor 9, 5-7
“Por esta razón, creí necesario rogar a los hermanos que se me adelantaran, para ir organizando con tiempo esa obra buena que ustedes habían prometido, de manera que aparezca como una muestra de generosidad y no de mezquindad. Sepan que el que siembra mezquinamente, tendrá una cosecha muy pobre; en cambio, el que siembra con generosidad, cosechará abundantemente. Que cada uno dé conforme a lo que ha resuelto en su corazón, no de mala gana o por la fuerza, porque Dios ama al que da con alegría.”

Reflexión: La caridad implica que el ser amado es estimado como de alto valor (Sto. Tomás de Aquino). Por eso, la vida espiritual no es sólo contemplación de Dios, sino también una contemplación del hermano en su inmensa nobleza, una admiración gozosa ante lo que Dios mismo ha sembrado en él. La capacidad de beber del cántaro del hermano es fuente de un gozo peculiar. Sin esa actitud, nuestra alegría tendrá siempre una sombra oscura.

Por otra parte, mi aporte a los hermanos crucificados no es la tristeza, sino la alegría de mi simple entrega en medio de las tribulaciones de mi propia vida: “Cuanto más pienso en el sufrimiento humano… más importante que nunca es entonces ser fiel a mi vocación de hacer bien las pocas cosas que estoy llamado a hacer, y conservar la alegría y la paz que ellas me dan. Debo resistir a la tentación de dejar que las fuerzas de las tinieblas me arrastren a la desesperanza y me conviertan en una más de sus víctimas”. (H.J.M. Nouwen).

Seremos Misioneros: Motivare a mi familia a hacer nuestras las Obras de Misericordia. El próximo encuentro traeré algo para compartir con mis amigos (dulce, galleta, fruta, etc.)

Oración Final: “Gracias Señor, porque yo sé que tú eres bueno y puedes multiplicar los pocos centavos y los pequeños panes, para hacer feliz a todos los niños de la tierra. Amén.”

Canto: “Yo quiero tener un corazón muy grande”

Archivo(s) adjunto(s):

Puedes descargar los siguientes archivos:
Tema 3 LA MISIÓN NOS INVITA A SER SOLIDARIOS- JONIAM 2014.pdf

Deja un comentario