Saludo Misionero

¡De los niños y adolescentes del mundo, siempre amigos!

Amiguitos y amiguitas misioneros! Les deseo un Feliz Año Nuevo.

Nuestro amigo Jesús es el mismo, ayer, hoy y siempre. En sus manos está la historia, el tiempo y cada una de nuestras vidas desde la tierna edad.

De nuevo tenemos en este año 2011 la oportunidad de celebrar con mucho entusiasmo nuestra Jornada Nacional, para compartir el gozo de ser amigos de Jesús y entre nosotros.

Acabamos de contemplar a Jesús que ha nacido humildemente en Belén. Hemos cantado los villancicos que expresan la liberación que él trae para la humanidad entera, gracias a su encarnación y nacimiento entre nosotros es que podemos ir descubriendo poco a poco el misterio de su gran amor.

Este año decidimos centrar la Jornada en la cuarta consigna: “Comulguemos”. El lema que escogimos fue “Comulguemos con Alegría a Jesús Eucaristía”, bajo el tema “Jesús nos invita a comer en su mesa con nuestros hermanos”.

Cuánto esmero y sacrificio hacen los padres y catequistas para ayudar a los niños a prepararse bien para su primera comunión. Estoy seguro que la mayoría de los niños que formamos la familia de la Infancia y Adolescencia Misionera, recordamos con mucho agrado ésa fecha. Que gran encuentro de amigos!… Él en mí y yo en El, pues nos dijo: “coman esto es mi cuerpo… beban esto es mi sangre…” (Mt 26, 26-28). Hasta ahí llega esa excepcional alegría de Jesús, de concretizar en este acto sacramental su permanencia con nosotros. Con esto nos manifiesta que es nuestro verdadero amigo, ¡Dio su vida por nosotros!

Comulgar a Cristo quiere decir, estar de acuerdo con su enseñanza y con su acción. También significa comprometerse a ser como El. Por esta razón, nuestros obispos latinoamericanos nos han dicho: “que la comunión es Misionera y la Misión es para la Comunión” (DA163). No hay verdadero misionero, ni fuerza para la Misión sin recibir la Comunión.

Les invito a vivir intensamente esta Jornada y sobre todo a participar siempre activamente en la Celebración de la Eucaristía, recibiendo la Santa Comunión con gran amor y agradecimiento.

Un saludo para todos.

Pbro. Reino de los ángeles Morán Martínez
Delegado Nacional de la Obra Misional de la
Infancia y Adolescencia Misionera
El Salvador, CA.

Dejar un comentario