Abril 2016

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Oremos por el continente Africano

“Para que los cristianos de África en medio de conflictos político-religiosos, sepan dar testimonio de su amor y fe en Jesucristo”.

Oremos por el continente africano. El que muchos llaman continente olvidado y que la mayoría de las veces se da a conocer a través de noticias de guerras, hambrunas, pueblos desplazados y refugiados, emigración hacia Europa…

Detrás de estas noticias que agitan nuestras conciencias periódicamente desde los medios de comunicación, suelen estar conflictos originados desde los países ricos que intentan aprovechar la riqueza de este continente para obtener un beneficio al coste que sea. Cerrando los ojos al sufrimiento de las personas y a las consecuencias que nuestro ritmo de vida provoca.

Pedimos hoy en nuestra oración por este continente y por sus gentes. Dejando que su dolor nos afecte, pues no podemos permanecer ajenos al dolor de nuestros hermanos. Dejando que este dolor transforme nuestras vidas y nos lleve a luchar por un mundo más justo.

Vivid como hijos de la luz, donde florece toda bondad, justicia y verdad. Examinad lo que agrada al Señor y en vez de asociaros a las acciones improductivas de las tinieblas, denunciadlas. (Ef 5,7-11)

Oración por Africa

Padre nuestro y Padre de todos los hombres, acuérdate especialmente de nuestros hermanos africanos. Acoge bajo tu manto protector a este continente que desde el verde de sus selvas y de su naturaleza, clama por justicia, paz y libertad, sin saber quizás que tu Hijo Jesucristo puede darle todo esto y mucho más.

Creador nuestro, Rey de la Paz, concede la paz a todos los pueblos que sufren el odio, el rencor y el racismo. Hazles sentir tu presencia protectora, para que puedan superar las consecuencias de los desastres naturales que frecuentemente afectan al continente, como ser plagas y sequías. Sobre todo dales un corazón generoso a los africanos que más tienen, para que ejerciten la solidaridad y la caridad con aquellos que viven sumidos en la miseria y la marginación.

Reúne a todos los hijos de este continente que una vez fue cristiano, en la Iglesia fundada por tu Hijo. Que todos los que no conocen a Jesús, sean atraídos por su luz. Que todos los que han sido atraídos por esta luz, proclamen la Nueva Buena a través de su vida.

Tú que enviaste tu Espíritu Santo sobre los apóstoles en Pentecostés para encender sus corazones con ardor misionero, mantén hoy también el ardor de los apóstoles, para que anuncien la palabra con firmeza en el continente africano. Que la Ley de la Caridad gane los corazones de todos los africanos y los una, para que todos canten la Gloria del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén

Deja un comentario