Conozcamos la Familia Misionera

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

FAMILIA MISIONERA

Las OMP en El Salvador dentro de la Obra Propagación de la Fe, para ayudar a TODAS LAS FAMILIAS: A CRECER EN SU FE CATÓLICA, Y A REALIZAR SU PROPIA VOCACIÓN EN EL ESPÍRITU MISIONERO UNIVERSAL funda el programa de FAMILIAS MISIONERAS.

FAMILIA MISIONERA no es asociación, grupo o movimiento. Es un Programa que presta un servicio de ANIMACIÓN MISIONERA A TODA LA IGLESIA: a los movimientos familiares, a los agentes de pastoral, a las familias de niños y jóvenes de Infancia y Juventud Misionera, a las Parroquias.

¿Qué se propone?

Formar familias que sean misioneras en su Interior, en su comunidad local y hacia todas las gentes. El Programa ofrece el servicio de Animación, Formación, Organización, Comunión y Cooperación Misionera, para que las familias realicen su vocación y compromiso dentro del plan de Dios, en su estado de vida. Con ello se busca despertar en las familias el sentido misionero universal para cumplir mejor la misión como verdaderas familias católicas, bautizadas y enviadas a propagar el reinado de Dios a todos los lugares.

¿Qué se hace?

El Programa FAMILIA MISIONERA para dar cumplimiento a lo que se propone, tiene dos Actividades específicas:

  • EL ENCUENTRO DE INICIACIÓN.
  • LA ESCUELA PARA FAMILIAS ANIMADORAS MISIONERAS (EFAM)

Estas dos Actividades Específicas tiene cada una, bien claro su Objetivo General y sus Objetivos específicos. El contenido temático del Encuentro de iniciación se da en una jornada de 8 horas. La EFAM consta de dos niveles que se dan en una Jornada de 30 horas cada una, con Actividades específicas Presenciales y Actividades a Distancia para realizar en más o menos un año. Las Familias Animadoras Misioneras hacen su Consagración y el Envío Misionero.

¿Cuando se reúnen?
  • A nivel familiar: La familia escoge un “día familiar” para adelantar en su formación y proyección misionera, para crecer como familia, mediante un encuentro semanal familiar. En éste la familia de manera creativa comparte la fe y las vivencias, crece en unidad, en espiritualidad y en general vive la vida de familia. Cada familia define el tiempo de la reunión y designa un coordinador que logre la participación de todos. Para estos encuentros las OMP ofrecen guiones (guías) que buscan la formación en las cuatro áreas: catequesis, espiritualidad, proyección y vida de familia.
  • A nivel parroquial o vicarial: Encuentros periódicos que propicien la vivencia del compromiso como familias misioneras y la proyección de las mismas.
  • A nivel diocesano: Encuentros de un día de duración, con todos los integrantes del Programa. Por medio de ellos se busca crecimiento a nivel familiar e intrafamiliar en la vivencia, comunión y proyección de las Familias.
  • A nivel regional y/o nacional:Reuniones o encuentros de las Familias Misioneras de la región, ó país con el fin de fortalecerse y compartir las experiencias de vida familiar, teniendo a Jesucristo como centro de las familias.

¡ANIMÉMONOS A SER: FAMILIAS MISIONERAS!

Deja un comentario