Material de apoyo 4: «Despedida y entrega»

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Acto de despedida y entrega

(Hacerlo en el momento que se entregará a otra diócesis o parroquia)

Momento de despedida: (15 min)

Realizar el esquema previsto para ello. Dar participaciones a los niños y adolescentes.

Sugerencias metodológicas:

● Asignar para la entrega: 5 niños para la cruz, 2 adolescentes para el estandarte y 5 niños la alcancía,

● Un 2 niños para que haga la oración de entrega y las preces,

● Un adolescente para que dirija el momento.

Introducción:

Adolescente:

Estos días Jesús nos ha permitido una gracia muy especial: “revitalizar nuestra conciencia misionera”, mediante la visita de estos símbolos que nos ha puesto en sintonía con las misiones, con las sonrisas de todos los niños y adolescentes y todas nuestras ilusiones. Hoy, nuestro corazón arde más que nunca por Anunciar a Cristo, al ejemplo de San Francisco Javier. Nuestra fe se ha fortalecido y al ejemplo de Santa Teresita, hemos acrecentado nuestra sintonía con Dios en la oración. Jesús, tú eres nuestra confianza.

Estamos agradecidos con Dios porque hemos concientizado en nuestra tarea de colaborar con las misiones desde nuestra pobreza y pequeñez, ya que gracias al bautismo somos misioneros portadores del Mensaje de Salvación.

Niño:

Padre Dios, gracias por estar presente entre nosotros y porque nos has permitido celebrar la tarea de Anunciar a Cristo a todos los pueblos, mediante el sacrificio, las oraciones, la ayuda pronta ante las necesidades materiales y por ayudarnos a responder con grato amor el “Sí”, de entregar nuestras vidas por nuestro amigo Jesús. Nuestra comunidad parroquial está llena de alegría y amor, porque desde nosotros los niños y adolescentes misioneros le colaboraremos en cumplir tu tarea, por la cual existe. Que todos Padre Dios, que por intercesión de Nuestra Madre del Cielo gocemos de un amor infinito en el poder dar de lo poco que tenemos viviendo en la fraternidad como medio de la paz. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor, Amén.

Acto de entrega:

Niños con la Cruz: Amigos de la Infancia y Adolescencia Misionera, les entregamos esta Cruz que es símbolo de salvación y de vida. Así como nosotros la hemos recibido y nos hemos comprometido en ofrecer sacrificios a Jesús por amor a todos los niños y adolescentes del Mundo, ustedes en representación de los niños y adolescentes de su comunidad parroquial, también acepten ése compromiso, animando a otros a perder el miedo de sufrir y darse a los demás, mediante el ejemplo para que la Obra de Dios llegue a plenitud.

Niños que reciben: Con Amor la recibimos.

Niños con el Estandarte de la virgen María: Amigos de la Infancia y Adolescencia Misionera, nuestra Madre del Cielo, Santa María de la Paz, camina junto a nosotros. Ella nos ha ayudado a fortalecer nuestra oración, a hacernos uno para abrazar al mundo entero, sentir la alegría de los niños y adolescentes que ríen, a sentir la tristeza de los que lloran y a vivir la fe que todos tenemos en Dios, confiándonos plenamente en su Hijo Jesucristo, esperanza nuestra. Acepten hoy ésa alegría y así como San Juan se la llevo a casa, hoy también ustedes la lleven a su parroquia, haciendo sentir su presencia, y que orando juntos en con el Rosario Misionero, todos se incorporen al abrazo misionero. Ella nos recuerda que también hoy nosotros somos Bienaventurados por creer.

Niños que reciben: Con Alegría la recibimos.

Niños con la Alcancía: Amigos, por el bautismo somos misioneros y corresponsables de la evangelización. Muchos niños y adolescentes esperan nuestra ayuda, no solo de oración sino que también con bienes materiales. Esta alcancía ha estado con nosotros y ha reunido los pocos centavos que tenemos, para llevarlo hacia ellos. Les pedimos que motiven hoy y siempre a ser generosos a la ayuda económica por las misiones, a que depositen también desde su pobreza una ayuda, así, los niños y adolescentes en los hospitales, orfanatos, barrios pobres y tierras de misión, también sean felices recibiendo la Buena Nueva y tener a Cristo en su Corazón.

Niños que reciben: Con entusiasmo la recibimos.

Un niño de la parroquia que se lleva los símbolos: Hay más alegría en dar que en recibir. Les agradecemos por su entrega y por compartir con nosotros esta tarea gozosa, el de ayudar a nuestra Madre Iglesia en cumplir su misión. Somos sus colaboradores y con estos símbolos, ella nos anima. Los llevamos con ansias para darlo a otros y que cada vez más y más seamos los Constructores del Reino de Dios. Sigan ustedes con ésa misma vivencia que han tenido en estos días. Unidos en Cristo, salvaremos a otros niños y adolescentes a través de nuestra entrega.

Todos aplauden y se canta el “Himno de la Infancia Misionera o De los niños del mundo”

Deja un comentario